Madurez infantil

PADRE-E-HIJO-2

Hace poco les hable sobre una lección que recibimos mi hijo y yo sobre una chica, pero el día de hoy quisiera contarles de una buena enseñanza que traté de compartir con mi hijo, el valor del trabajo y del dinero.

Hace ya algo de tiempo, en mi trabajo íbamos a participar en una expo pero como actividad de integración y desarrollo de valores nos dijeron que los que tengamos familia podíamos incluirlos para diseñar el stand, teníamos que hacer maquetas de floor display, banners y ese tipo de cosas, entonces muy emocionado fui con mi familia para que nos pongamos a trabajar lo antes posible.

Hablando con mi esposa, llegamos a la conclusión de que era una buena oportunidad para enseñarle el valor de trabajo a nuestro hijo, así que le hable y le dije que si se comprometía y entregaba buenos resultados le iba a pagar por su trabajo, él muy emocionado aceptó.

Cuando comenzó el trabajo al inicio estaba muy animado y con forme pasaron los días se iba convirtiendo en una labor pesada, llegando al punto de que ya no quería ir porque se aburría mucho pese a que le encantaba que podía comer seguido en Mc Donalds.

Llegó el día de entregar el trabajo porque una empresa que se encarga de eso (Industrias Pear) necesitaban las propuestas para comenzar a trabajar y el no tenía todo terminado, lo tenía que entregar por la tarde y estaba preocupado porque no había terminado, entonces me acerque a el para hablar sobre que es lo que había pasado, le pedí que tratara de reflexionar y me dijo que perdió el interés porque no le gustaba lo que estaba haciendo y dejé que se siguiera expresando, una vez que termino le dije, “Sabes hijo, aún tienes tiempo de terminar, a lo largo de un proyecto te sueles encontrar con diferentes obstáculos, muchos de ellos son porque otras personas los pusieron en tu camino, pero lo más importante es que aprendas a reconocer que también eres tú mismo quien se complica las cosas cuando son más fáciles, me da gusto que tengas el valor para decir que no te gustó el trabajo pero creo que era momento de que aprendas que muchas veces el trabajo no es lo que más nos agrada pero se tiene que hacer, eso no quiere decir que te resignes y que abandones el sueño de tener el trabajo que quieras, quiere decir que te esfuerces y des lo mejor de ti para que en algún momento puedas tener el trabajo de tus sueños”.

Espero sea de su agrado esta pequeña reflexión, nos leemos pronto.

Los negocios turbios

niño-enfadado-ok

A lo largo de la vida me he topado con muchas situaciones y con muchas personas, como ya les había comentado antes y si no, pues es buen momento para hacerlo, algo que me gusta es poder conocer la historia de las personas para así poder aprender un poco, considero que soy de las pocas personas que es capaz de aprender a través de la experiencia de los demás. Les contaré una anécdota sobre hace tiempo que conocí a una chica que daba masajes ejecutivos df, no piensen mal, la conocí porque era amiga de mi esposa,  no de esas amigas divertidas, mas bien de las que siempre está sufriendo por algo y no la juzgo, por su trabajo me imagino que no tenía una vida tan fácil. Pero el eje central de la historia es que un día, me tocó ver que estaba aplicando un correctivo a uno de mis hijos, pero lo hizo de una mejor manera de lo que lo habría hecho yo, es como si fuera una experta en psicología infantil, de esos que tiene el gobierno de la CDMX y se dedican a mejorar la relación en las familias, mi hijo no quería hacer la tarea y ella muy tranquila le comenzó a hacer preguntas sobre que eran las cosas que le gustaban, cosas que pasaban en la escuela, sobre sus amigos y cuál era su estado de ánimo en ese momento, para que al final mi hijo le dijera que se sentía preocupado porque había un chico que lo molestaba en la escuela y que quería reprobar la materia para que no tenga que regresar a su salón de clases. En ese momento quedé impactado, yo jamás lo hubiera imaginado y mi hijo confesó que no tenía intención de acercarse conmigo, afortunadamente ella fue capaz de lograr esa apertura con el niño. Pasado un tiempo le pregunté cómo es que había aprendido a hacer eso y me dijo que en su trabajo, muchos piensan que es algo meramente sexual, pero que la parte más importante o por lo menos que le había tocado a ella era el poder escuchar a sus clientes y poder hacerlos reflexionar sobre su vida, es la parte buena de que trabaje en Uruz.

Muchas veces juzgamos y creemos que la vida de una persona es fácil o nos ponemos a pensar cosas negativas solo por su trabajo o estilo de vida y me parece que lo más valioso de una persona es su esencia y no su trabajo, dinero u objetos materiales.

Analisis circunstancial

novio de mi hija

¡Hola a todos! De nuevo me dieron ánimos de escribir un poco.

Quiero contarles una anécdota que me pasó hace algunos años. Estaba viviendo en la CDMX, compartiendo piso con un dentista interlomas y yo me sentía pleno, realizado, no se si me entienden. En esa época mi hija estaba creciendo y había llegado el momento en que comenzaba a salir con jovencitos y un día mientras platicaba con mi amigo de Gloss Dent, llego ese momento que todo padre teme, mi hija me llamo para decirme si podía invitar a su novio a cenar, porque quería pedir mi autorización para salir con mi hija, ¿Saben lo que es eso para un padre? Sentí que estaba perdiendo a mi pequeña, al inicio me molesté pero siempre he tenido la mentalidad de que los hijos deben de explorar el mundo y aprender a través de sus propias experiencias, por lo que le dije que está todo bien y que lo invite a cenar. No sabía que postura tener, si un padre “buena onda” o uno que lo intimide para que no le vaya a hacer daño a mi hija, me puse a analizar la situación y llegué a la conclusión de que era un momento crucial para ella y que si no lo hacía bien podía perder su confianza, la de ambos, a fin de cuentas ella estaba confiando en mi y dándome mi lugar como padre al avisarme y al querer presentarme a su novio, así que me olvide de todo y dejé que las cosas fluyeran, no me arrepiento de nada, el jovencito no resultó ser tan desagradable después de todo. Durante la cena estuvo todo normal y solo me limité a hacer las preguntas necesarias, saber en dónde vive y si está estudiando, si tiene algunos planes para su vida o si solamente va viviendo la vida loca porque déjenme decirles, tiene una banda de rock tipo AC/DC (lo sé, eso siempre es complicado, pero así fue). A día de hoy mi hija se quedó con ese niño y son un matrimonio feliz, así que no me arrepiento de nada, no se porque me puse a recordad esa anécdota, pero quería contarla para poder dar un mensaje positivo, básicamente es no juzgar a las personas cuando aún no las conoces y jamás tomes decisiones precipitadas, no sabes si podrías arrepentirte en un futuro.

Reflexiones de una vida

boda en la playa

Como primera historia les contaré sobre una ocasión en dónde me tocó estar presente en una boda, algún compañero les vendió un paquete y en el hotel que yo trabajaba llegaron para poder tomar las fotos para novios, para todos nosotros eso era algo normal, van muchas personas a casarse a ese hotel, pero en cuanto conocí a la pareja me recordaron un poco a mi, lleno de energía, con el amor a todo lo que da así que traté de ser lo más servicial que podía. Me tocó ser participe de la boda y como de costumbre hacer las llamadas correspondientes al gobierno de quintana roo y tramitar los permisos correspondientes.

Afortunadamente la boda se llevó a cabo a la perfección y tuve la oportunidad de poder platicar con el fotógrafo que hizo el trabajo, era un chico muy agradable de una empresa que se llama SRGC.

A lo que quiero llegar con esta anécdota es ver el contraste de una vida joven en comparación con alguien que ha pasado mucho tiempo sobre esta tierra, hoy en día estoy seguro que mi boda fue el mejor día de mi vida, pero a como se han presentado eventualidades y experiencias, creo que pude haber disfrutado aún más de mis buenos años. El mensaje final que quiero darles, es que aprovechen hasta el último minuto del día, nunca sabes cuando pueden pasar las cosas y lo mejor es siempre estar listo para todo. A medida que pasa el tiempo nos vamos olvidando de las prioridades que tenemos, muchos seleccionan un camino lleno de superficialidades, otros la vanidad, pero creo que las cosas que realmente importan, son las personas que están cerca de ti, aprovechar cada momento que pasas con ellas porque al final lo único que te llevas a la tumba es tu corazón.

Me agrado escribir este artículo, creo que si me está haciendo bien. Voy a escribir de nuevo muy pronto.